Loading...

Blog

We invite you to explore the coffee journey first hand
Home / Blog

A Heritage to Protect

  • A Heritage to Protect

UNA HERENCIA POR PROTEGER

Soy Luis Miguel Hoyos, Director de Producción y Calidad de Quanta Coffee. Soy la persona encargada de comprar la mejor selección posible de lotes de café de origen y especialidad en el departamento del Quindío, Colombia, procesarlos y ponerlos en las manos de nuestros distribuidores. Aunque pareciera ser agrónomo o ingeniero de alimentos, mi profesión es el derecho. Cuando terminé el colegio, mi familia tomó la decisión de enviarme a Londres por una temporada de 6 meses para estudiar inglés, y luego a Bogotá, para formarme como abogado.

A pesar de estudiar derecho y de vivir en la ciudad más grande de Colombia, jamás olvidé mis raíces, jamás olvidé que mis juegos de niño se hicieron en un cafetal, que el olor de la cereza y el pergamino me despertaban en las mañanas y que el café fue la fuente de fortuna y bienestar de mi familia. Así fue como en 2009 empecé a interesarme más en la preparación de cafés, el movimiento de la industria y los negocios alrededor del fruto que me rodeó durante mi niñez.

Gracias a la creación de tiendas de cafés de especialidad y al incremento del interés por las preparaciones alternativas de café, comencé a entender de forma diferente la bebida, a apreciarla con más juicio y precisión. Desde ese entonces me convertí en un profundo amante de los cafés de origen y de especialidad, comencé a moler el café en mi casa y a utilizar métodos alternativos de preparación.

En 2016 decidí regresar de Bogotá a mi ciudad natal, Armenia, Quindío. Acá me encontré con mi primo, Mateo Hoyos, fundador de Quanta Coffee. Comencé a acompañarlo en el trabajo de la empresa y a darle mis sugerencias, hasta que un día me invitó a hacer parte del proyecto y comenzamos juntos esta aventura.

Lo que más me atrajo del proyecto fue que nació del corazón de nuestra familia, de la experiencia de nuestro tío Óscar, heredada de nuestro abuelo Floro. Sentí la necesidad de conservar la tradición cafetera de mis ancestros y de mi región para compartirla con el mundo.

Hoy en día, trabajo de forma paralela en mi profesión como abogado y como promotor de cultura musical, pero con una perspectiva muy diferente. El café como estilo de vida cambia la forma en la que me desempeño día a día, me hace valorar los detalles y las calidades de las personas con las que trabajo y conozco. La herencia que debo proteger va en mis venas y conservándola trasformé mi vida y me encargo de transformar las de otros.

+ COFFEES